Terminar una relación.

Uno de los errores mas comunes que me encuentro es que las personas creen que el amor es algo que sencillamente les pasa. Un día conocen a alguien y un día se dan cuenta que le aman, pasa un tiempo y de pronto un día ya no encuentran el sentimiento.
1 Shares
1
0
0

Visto de esta manera parecería que el amor es algo que simplemente nos sucede y no tenemos nada que hacer ni para apresurar su llegada ni para evitar su partida. Pero esto es falso.

El amor es todo un arte y una maestría. En mi libro “Los Modelos del amor” explico que el amor es la suma de acciones, habilidades, actitudes y voluntades hacia nosotros mismos y hacia la persona que elegimos como pareja. Si bien es cierto que todo lo que comienza tiende a terminar, en mi experiencia el amor no se termina sino que se transforma y a veces se transforma en algo que no queremos para nuestra vida.

Para iniciar una relación y mantenerla se requiere de dos individuos pero para terminarla solamente se necesita de uno. Comunicarle a la otra persona que ya no hay voluntad de continuar con la relación es un paso complicado pero valiente y como dice el dicho popular al mal paso darle prisa. Muchas veces las personas esperan que llegue el momento justo de decirle al otro que no desean continuar. La noticia es que no hay un buen momento para decirle a alguien que ya no sientes lo mismo que antes o que ya no le amas. Lo que se necesita no es un buen momento, porque te repito, no llegará, sino una conversación honesta y un mensaje claro.

Antes de entrar a la conversación pregúntate si acaso hay algo que pudieras hacer para mantener la relación, si es posible que con algunos ajustes se pudiera continuar. Si la respuesta es un no contundente entonces necesitarás congruencia. Sé directo en tu mensaje. Asume que posiblemente verás llorar a la otra persona pero recuerda que esa persona merece a alguien que verdaderamente pueda amarle y ese alguien ya no eres tu. Por más dolorosa que pueda ser la conversación recuerda que la verdad será liberadora para ambos. El corazón tiene una habilidad espectacular para regenerarse y por más dura que sea una ruptura las personas tarde o temprano sanan y vuelven a amar. Piensa que es mejor una separación dolora a tiempo que una vida entera sin experimentar el maravilloso regalo del amor de pareja.

Si estas pasando por un momento de confusión recuerda que no debes tomar decisiones permanentes por emociones temporales. Busca apoyo y recuerda que mereces una vida EXTRAordinaria.

 

 

1 Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like

La manzana de la Discordia también tiene sentimientos.

Constantemente se aborda el tema de la infidelidad desde el enfoque del daño que causa a la pareja, pero ¿Qué hay de las y los amantes? ¿Acaso todos los que juegan el rol de la manzana de la discordia son seres malvados, sin escrúpulos ni sentimientos? La verdad es que no. Aunque me queda claro que este acercamiento puede despertar incomodidades y malestar entre los devotos seguidores de la fidelidad, hoy te propongo una perspectiva distinta.

Ver más

Amor de lejos. ¿Cómo hacer que funcione una relación a distancia?

Las relaciones a distancia ponen a prueba muchas de las habilidades básicas que deben tener los individuos para formar una pareja funcional. En mi experiencia he trabajado con varias parejas que se enfrentan a ese reto y que consiguen permanecer juntos, por otro lado he conocido parejas que ante una decisión de ese tipo prefieren terminar la relación antes de pensar en vivir un amor de lejos.

Ver más

El mito de la media naranja

El aprendizaje comienza cuando nos ponen cualquiera de esas películas en donde la trama muestra a una princesa encerrada en un castillo, ya sea porque tiene una maldición, una madrastra malvada o fue parte de un hechizo cruel. Ahí aprendemos que un día va a llegar alguien (idealmente un príncipe o un valiente y gentil caballero) que nos libere de la maldición, el hechizo o la madrastra malvada.

Ver más

Envidia vs el amor

Una emoción altamente limitante es la envidia. De hecho es una emoción que por naturaleza se contrapone al amor, por lo tanto hablar de envidias en el matrimonio es hablar de una relación desgastada y alejada de las emociones de amor, ternura o gratitud.

Ver más