Ser o no ser infiel, ese es el dilema.

Existen muchos mitos urbanos acerca de la infidelidad.Algunos pueden ser compartidos, pero otros suelen ser muy personales e incluso privados y hasta inconscientes.
1 Shares
1
0
0

¿Es fácil ser infiel? Los mitos o creencias responderían que, si es fácil tomar la decisión de romper acuerdos hechos, y se considera que resulta insignificante que una persona comprometida se relaciona con un tercero sin angustia alguna.
Sin embargo, la infidelidad se estructura sobre el conflicto psíquico individual donde la angustia matiza los resultados. Si esto no fuese así, no habría ni dudas, ni castigos, ni culpas, ni oposiciones, ni secretos.
El conflicto psíquico es definido como una pequeña batalla silenciosas que se lleva a cabo en nuestra mente, Es el escenario de dos tendencias opuestas, ya sea en pensamientos, emociones o reglas que buscan coexistir en el mismo individuo al mismo tiempo. Puede adoptar la forma de dos impulsos contradictorios, uno representado por un angelito, y el otro por un diablito tratando de llegar a un acuerdo de cómo reaccionar.
Experimentamos conflictos internos continuamente y suceden varias veces cada día, y hay quienes lo pueden manejar con un monto de angustia adecuado, pero hay personas que lo sufren mucho y llegan a niveles de ansiedad que de forma patológica los hacen sufrir en extremo.
¿Que le sucede a una persona la primera vez, y cada vez que decide ejercer su sexualidad extraconyugalmente?
Es evidente que el manejo emocional frente a la diversidad de opciones y tomando en cuenta las razones por las cuales se decide ser infiel generan en cada persona una amplia zona de ansiedad, y muchas veces este espacio es adictivo. Es una emoción que deja al sujeto lleno de eso que lo motiva a la búsqueda de ese sentimiento que lo aleja de la vida cotidiana y de su vacío existencial.
No es un evento simple, aunque sea repetitivo y crónico.
Las variables que provocan la infidelidad son muchas, pero también son muchas las variables para evitarla.

Tres pasos para aprender a manejar los conflictos emocionales
1.- La capacidad para analizar la situación que está generando el conflicto
2.- Autocontrol frente a la respuesta emocional que genera la contradicción interna frente al conflicto, lo más serio es no perder el control de los afectos, hay mantenerse en los pensamientos que están logrando encontrar una forma nueva de organización
3.- Manteniendo la calma es posible buscar soluciones, ya sean las que ya se conocen o bien, intentar nuevos caminos para nuevas formas de solucionar la ambivalencia, la confrontación y la ansiedad frente al conflicto emocional frente a la provocación del sentimiento adictivo, el secreto y la trasgresión.

 

 

1 Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like

“Mi esposo me confesó ser bisexual”

Cabe señalar que la orientación sexual de las personas en diferentes etapas de la vida puede llegar a cambiar. No deseo generalizar, pero puede suceder en hombres y mujeres.
Pero qué te pasaría a ti, mujer casada, si una mañana, a la hora del desayuno tu marido con la taza de café en sus manos te dice: “Amor, tengo algo que decirte”; y tú le respondes: “Sí mi vida, te escucho”. Y él te confiesa: “Soy bisexual”.

Ver más

¿Para qué sirve la terapia de pareja?

La dinámica social ajetreada en la que nos movemos actualmente ha provocado que las relaciones se hayan convertido en conexiones, por lo regular, superficiales y cada vez menos duraderas. Se han inventado los divorcios exprés y la unión libre ya es un estado civil oficial y tiene tanta validez y beneficios legales como el matrimonio.

Ver más

Tipos de miedo de pareja

Es común pensar que las relaciones de pareja pueden tener problemas complejos como comunicación o empatía. Sin embargo, no es tan común mirar la relación y observar el miedo en ellas.
Hay algo peculiar que ocurre con el miedo, generalmente se esconde detrás de razones.

Ver más

¿Cómo puedo evitar que mis hijos vean pornografía por Internet?

Si estamos hablando de niños menores de catorce o quince años, podemos decir sin temor a equivocarnos, que sus padres, les están permitiendo navegar demasiadas horas en la red y además sin supervisión, porque para que un niño vea pornografía necesita horas de buscar entretenimiento con toda libertad, o varios niños interesados en el tema, auxiliados por otro niño precoz, hermano mayor o familiares.

Ver más