¿Puedo volver a confiar en mi pareja después de una infidelidad?

Habría que empezar por responder a la pregunta ¿qué significa infidelidad? De acuerdo con la enciclopedia universal el periódico (1989) es la falta de fidelidad o de lealtad. Y según el diccionario de la real academia de la lengua española (1922), es la falta de fidelidad, falta de fidelidad especialmente en el matrimonio y carencia de la fe católica, deslealtad. 
0 Shares
0
0
0

Estando entonces dentro de un marco religioso o no; se alude a la falta de fidelidad como lo desleal. Siendo la lealtad un valor universal entendido como el sentimiento o actitud de gratitud o fidelidad hacia algo o alguien.

Así pues en principio la fidelidad no sólo tiene que ver consigo mismo sino también con las relaciones interpersonales que todo sujeto tiene dentro de su (s) sistema (s) de interrelación. El sentimiento de gratitud se gesta en la relación afectiva positiva que cada persona establece desde su nacimiento (y quizá desde antes) con quien le haya cuidado y proveído de todo lo básico a nivel económico, emocional y social. Quien se ha sentido aceptado y amado, puede devolver amor y aceptación; quien ha experimentado la lealtad hacia sí, puede ser leal. Y, contrariamente quien no ha sido tratado en un ambiente grato y de gratitud difícilmente puede sostener la fidelidad.

Entonces la infidelidad nos lleva inevitablemente a reflexionar primero en los individuos antes que en la pareja (unión de dos); y a tratar de entender sus características personales que sustentan su actuar y sentir ante la vida. Si uno de los integrantes de la pareja actúa una infidelidad ¿qué experiencias sobre el amor, la aceptación, el odio, la agresión, el rechazo y la gratitud tendrá en su historia?

¿Cree Usted posible que una persona que ha experimentado altos montos de dolor, de rechazo o de agresión puede mostrar una gran fidelidad?¿Se ha preguntado alguna vez en qué se basa la elección de pareja? Los expertos hablan de los elementos conscientes e inconscientes que llevan a las personas a elegir una pareja; a nivel inconsciente se reconoce la tendencia a repetir estilos de elección y relación (de los cuales en algunos casos) de pareja la detección del malestar está puesto en que “la persona cambió mucho con el matrimonio” y/o que “al principio era muy diferente”. Sin lograr percatarse de que la infidelidad es sólo un síndrome (conjunto de signos y síntomas) del “proceso de enfermedad” de la pareja, es la punta del iceberg.

Pareja que ha “elegido” desde algún lugar permanecer y participar en dicho malestar e incluso a veces se le oye decir: “ya me acostumbré” refiriéndose a todo aquello que provoca molestia en la vida en conjunto. Así vemos como la suma de las historias de dos sujetos con sus virtudes, defectos, traumas y resoluciones es justamente lo crea a una pareja; y paradójicamente lo que también separa a una pareja.

Habría entonces que empezar por cuestionarse de forma particular ¿cómo he participado en el ¿“proceso de enfermedad de mi pareja”?, ¿qué he hecho y qué no he hecho en pro y en contra de mi propia pareja? Así creo, iniciaría la respuesta a la pregunta ¿Puedo volver a confiar en mi pareja después de una infidelidad? Acto seguido habría que descubrir todo lo que la punta del iceberg tiene como base, podríamos decir entre otras cosas: ¿alguna vez desde que nos conocimos hubo algún antecedente relacionado con un tercero (o tercera persona)?; cuando hablábamos de confianza exactamente a ¿qué nos referíamos, a que saliera con sus “amigos” sin que se enojaran; a que no llegó a la cita por trabajo y eso es comprensible; a que su familia hizo una broma sobre alguna relación anterior pero estaban tan unidos que lo superaron sin problema?

Y ¿cómo trataban el tema de los celos? Los celos con respecto a su pasado, a su familia, a los hijos, a sus amigos, a las llamadas telefónicas, a los mensajes y fotos en las redes sociales.

Seguramente podrían encontrarse tantas respuestas como individuos y capacidad reflexiva humana existe; pero quizá lo más trascendente es, pues que antes de centrarse en “volver a confiar en el otro”; le sería de mucha utilidad reflexionar sobre sí mismo (a) y su experiencia con el amor, la lealtad, la gratitud y la agresión.

“Las opiniones contenidas en éste artículo son responsabilidad del autor”

 

 

0 Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like

“Mi esposo me confesó ser bisexual”

Cabe señalar que la orientación sexual de las personas en diferentes etapas de la vida puede llegar a cambiar. No deseo generalizar, pero puede suceder en hombres y mujeres.
Pero qué te pasaría a ti, mujer casada, si una mañana, a la hora del desayuno tu marido con la taza de café en sus manos te dice: “Amor, tengo algo que decirte”; y tú le respondes: “Sí mi vida, te escucho”. Y él te confiesa: “Soy bisexual”.

Ver más

¿Para qué sirve la terapia de pareja?

La dinámica social ajetreada en la que nos movemos actualmente ha provocado que las relaciones se hayan convertido en conexiones, por lo regular, superficiales y cada vez menos duraderas. Se han inventado los divorcios exprés y la unión libre ya es un estado civil oficial y tiene tanta validez y beneficios legales como el matrimonio.

Ver más

Tipos de miedo de pareja

Es común pensar que las relaciones de pareja pueden tener problemas complejos como comunicación o empatía. Sin embargo, no es tan común mirar la relación y observar el miedo en ellas.
Hay algo peculiar que ocurre con el miedo, generalmente se esconde detrás de razones.

Ver más

¿Cómo puedo evitar que mis hijos vean pornografía por Internet?

Si estamos hablando de niños menores de catorce o quince años, podemos decir sin temor a equivocarnos, que sus padres, les están permitiendo navegar demasiadas horas en la red y además sin supervisión, porque para que un niño vea pornografía necesita horas de buscar entretenimiento con toda libertad, o varios niños interesados en el tema, auxiliados por otro niño precoz, hermano mayor o familiares.

Ver más