¿Por qué obtener información?

 y despues En todos los casos, la información tiene un valor muy importante en nuestra toma de decisiones. Así como cuando estamos eligiendo el vehículo que vamos a comprar, primero obtenemos información sobre sus características particulares, tecnología, rendimiento, costos y durabilidad, para en base a eso hacer la mejor elección; de igual modo debemos analizar el comportamiento, forma de ser, inteligencia, capacidad económica, objetivos y puntos de vista de la persona con quien se pretende formar un hogar, para que la decisión que se tome sea la correcta.
4 Shares
4
0
0

Esto aplica en cada una de las cosas que se nos presentan en la vida, desde el aspecto emocional, profesional o económico. Mientras mayores elementos de información tengamos para valorar una situación o hecho, más acertada será nuestra decisión, por ello realizar una investigación previamente es algo que debemos ejercitar de manera regular pues esto nos puede evitar en el futuro situaciones imprevistas y dolores de cabeza.

Es importante informarnos ya sea a través de la experiencia de otros, mediante la lectura de libros o documentos especializados, participando en foros o conferencias, acercándonos a profesionistas especializados en la materia o mediante diferentes indagaciones personales. Estas acciones contribuirán para fortalecernos, advertirnos de algún riesgo o bien nos darán tranquilidad.

Actuar de forma impulsiva con base a suposiciones no comprobadas, sentimientos desorientados, creencias infundadas o apreciaciones sin ningún sustento real, resulta poco inteligente pues normalmente acarrean resultados desastrosos y poco enriquecedores, ya que se deja a la “suerte” las consecuencias de nuestras decisiones. Lo recomendable es conservar la cordura y analizar la situación.

Por ejemplo, formalizar una relación en la cual se pretende compartir el resto de la vida y tener hijos, no es una decisión que deba tomarse con ligereza, en un estado de enamoramiento, arrebatado únicamente por sentimientos pasionales. Querer formar una familia debe ser bien reflexionado tanto por hombres como por mujeres, pues no únicamente implica invertir recursos materiales, económicos, juventud o tiempo, sino se trata de algo que va a perdurar a través de la educación, preparación, principios, valores y ejemplo que se les dará a los hijos.

En este punto es de gran importancia corroborar previamente la información que se tiene sobre la futura pareja, pues se han dado casos en los que resultan con compromisos de matrimonio e incluso hijos, padecen algún tipo de adicción o tienen actitudes irresponsables hacia sus deberes, entre otras faltas de calidad moral. Comprobando estos datos es posible evitar invertir más tiempo en esas personas y tomar una decisión equivocada a futuro.

Como lo comentamos en el tema anterior, muchas veces los celos destruyen a las parejas porque provocan la mal interpretación de los hechos, deteriora poco a poco la relación hasta llegar al extremo de afirmar que existe algún tipo de infidelidad y se toman decisiones basadas únicamente en suposiciones, lo que puede ser una medida injusta y destructiva.

Para nosotros es común recibir este tipo de consultas, las cuales consideramos de una alta responsabilidad pues sabemos que de la información proporcionada depende el futuro de nuestros clientes. En estos casos, esa es fundamentalmente la importancia que reviste un detective ya que ayuda a aclarar los hechos proporcionando los elementos que permitan tomar la mejor decisión de acuerdo a los propios intereses de los individuos.

En muchas ocasiones, acercarles a los clientes esta información ayuda a consolidar su relación; en otros casos más penosos, evita que las consecuencias sean peores con el paso del tiempo.

Como lo hemos comentado anteriormente, el fundamento más importante de la sociedad es la familia, por lo que su preservación es un factor determinante. Si nos preocupamos por tener familias sanas y bien consolidadas, podremos aspirar a tener una sociedad más estable, con mejores valores y principios. Por ello recomendamos una actitud inteligente y responsable, buscando siempre tener mayor veracidad en los elementos de información con los que decida sobre su futuro y el de los suyos.

 

 

4 Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like

¿Qué hacer tras la confirmación de la Infidelidad?

 Hoy en día son diferentes las actitudes de las personas al recibir la noticia de una infidelidad. Hay quienes no conformes con lo que han escuchado o visto, buscan profundizar sobre el hecho, tratando de encontrar una explicación del por qué se actuó de esa manera, identificar las características del o la amante, su estado civil, edad, aspecto físico, actividad o reputación, antigüedad de la relación, si se tienen hijos, o simplemente dónde se conocieron.

Ver más

Comunicación con los hijos: sexo y tabúes

Es común que los padres sientan gran impotencia cuando los hijos abandonan el hogar, sin avisar a donde irán o dónde estarán. Son frecuentes las consultas para tratar de localizar a los jóvenes. Son más las mujeres, quienes regularmente lo hacen con los novios, afectadas por el descuido familiar y alborotadas por sus primeras experiencias amorosas, toman decisiones irreflexivas con consecuencias, muchas veces, desastrosas.

Ver más

¿Comprendo a mi pareja?

Son notorias las consultas en que se puede apreciar la gran falta de comunicación entre las parejas que no pueden o no saben cómo transmitir sus necesidades o sentimientos. La educación, los tabúes, la ignorancia y los temores son las principales razones por las que dejamos de comunicarnos.


¿Qué pensará el otro? ¿Cómo lo verá? ¿Cómo interpretará esto que quiero hacer? ¿Y si cambio esta rutina? O por otra parte, ¿de dónde habrá aprendido esto? ¿Con quién lo habrá experimentado? ¿Por qué me sugirió esto otro? ¿Por qué habrá cambiado?


Éstas y otras interrogantes más, se presentan tanto por aquel agente activo de desear los cambios, como por el otro pasivo que los recibe. Sin embargo, cuando se tiene un verdadero entendimiento de las necesidades y satisfactores del otro, así como de la forma en que percibe la relación, sus actitudes, pensamientos y sentimientos, es que se evita este tipo de viacrucis.


Pero este hecho no es resultado de la casualidad, la suerte, el nivel socioeconómico o cultural, es gracias a un esfuerzo cotidiano de ambos por respetar sus opiniones o discutirlas con tolerancia y llegar a acuerdos que permitan armonizar sus relaciones. Hacerlo de manera constante y con gran interés de ambos, puede hacer que a la larga, se logren comprender las necesidades y cambios que se van sufriendo durante la vida en común.


Es este entendimiento el que permite a las parejas no nada más descifrar la actuación del otro, sino adelantarse a sus necesidades para satisfacerlas sin que se haga presente el requerimiento.
La comunicación es importante, sin embargo, la comprensión lo es todavía más, ya que podemos pasarnos horas y horas conversando y creyendo que eso nos abre la comunicación, pero si no comprendemos lo que nos dicen o lo que decimos, no servirá de nada.


La comprensión, nuestra comprensión, es la piedra angular de las decisiones en conjunto y de la estabilidad de la relación, ya que ésta incluye la asertividad, la tolerancia, el respeto, la intención y sentimiento de querer hacer, querer crecer y construir.

 

Ver más

Fidelidad y celos

Hemos notado que la idea de infidelidad es un tema que se presenta con mucha frecuencia en la vida de todas las parejas, muchas veces influidos en mayor medida por los medios de comunicación o las actividades cotidianas que por una situación real.

Ver más