Las voces de la violencia

El comportamiento violento puede surgir del enojo, de la frustración o de una sensación de humillación. Su propósito puede ser defenderse, intimidar o controlar. Una buena forma de salir de un círculo de violencia es comprenderla para actuar de manera diferente.
0 Shares
0
0
0

Distintos estudios han encontrado que las personas violentas suelen tener patrones de pensamiento muy negativos, es decir voces que les llevan a tener comportamientos agresivos. Generalmente son pensamientos paranoicos, sensaciones de pérdida de control de algo o alguien, pensamientos recurrentes de no ser suficiente o no ser amados y en el otro extremo, una percepción de superioridad ante los demás.

Para que un acto de violencia sea perpetrado se requieren dos actores: por un lado el que ejecuta la acción y por el otro la víctima. Es fundamental comprender que ningún acto de violencia puede ser justificado y que la única forma de evitar que vuelva a ocurrir es darle al evento la justa relevancia para comprenderlo, trabajarlo y eliminar las voces y patrones de pensamiento negativos que llevaron al ejecutor a actuar de esa manera.

Se han identificado tres fases en el círculo de violencia. La primera fase es la acumulación de tensión, en donde los gritos, los disgustos y las peleas sobrepasan los niveles seguros. En la segunda fase ocurre el acto violento y en la tercera fase se da una reconciliación en la que la persona violenta promete que no volverá a suceder.

Lo más alarmante es que muchas veces las personas no se dan cuenta que están acercándose al círculo de la violencia porque consideran que ciertos comportamientos son ¨normales¨ aquí te presento cinco focos rojos a los que debes poner atención y dejar de considerarlos normales porque en realidad son la fase preliminar a un círculo de violencia:

1. Celos y control.
2. Humillación.
3. Manipulación.
4. Indiferencia afectiva.
5. Intimidación.

Si identificas que alguno de estos puntos es recurrente en tu vida entonces no guardes silencio ante esos actos. Acércate a familiares y amigos o busca ayuda profesional que pueda indicarte cuáles son las medidas que puedes tomar para mantenerte a salvo.

Recuerda que lo que detona el comportamiento violento son las voces internas del ejecutor y hay poco que puedas hacer para cambiarlas. La violencia necesita ser tratada por especialistas. No te expongas y pon límites. Recuerda que eres merecedor de amor y cuídate.

 

 

0 Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like

La manzana de la Discordia también tiene sentimientos.

Constantemente se aborda el tema de la infidelidad desde el enfoque del daño que causa a la pareja, pero ¿Qué hay de las y los amantes? ¿Acaso todos los que juegan el rol de la manzana de la discordia son seres malvados, sin escrúpulos ni sentimientos? La verdad es que no. Aunque me queda claro que este acercamiento puede despertar incomodidades y malestar entre los devotos seguidores de la fidelidad, hoy te propongo una perspectiva distinta.

Ver más

Amor de lejos. ¿Cómo hacer que funcione una relación a distancia?

Las relaciones a distancia ponen a prueba muchas de las habilidades básicas que deben tener los individuos para formar una pareja funcional. En mi experiencia he trabajado con varias parejas que se enfrentan a ese reto y que consiguen permanecer juntos, por otro lado he conocido parejas que ante una decisión de ese tipo prefieren terminar la relación antes de pensar en vivir un amor de lejos.

Ver más

El mito de la media naranja

El aprendizaje comienza cuando nos ponen cualquiera de esas películas en donde la trama muestra a una princesa encerrada en un castillo, ya sea porque tiene una maldición, una madrastra malvada o fue parte de un hechizo cruel. Ahí aprendemos que un día va a llegar alguien (idealmente un príncipe o un valiente y gentil caballero) que nos libere de la maldición, el hechizo o la madrastra malvada.

Ver más

Envidia vs el amor

Una emoción altamente limitante es la envidia. De hecho es una emoción que por naturaleza se contrapone al amor, por lo tanto hablar de envidias en el matrimonio es hablar de una relación desgastada y alejada de las emociones de amor, ternura o gratitud.

Ver más