¿El tercero en discordia el celular?

La semana pasada tuve la oportunidad de ser entrevistada por una escritora que venía muy enfática a que yo le ayudara a exponer la idea de que el celular era el responsable de la mayoría de los pleitos que tienen las parejas, e incluso separaciones y divorcios.
11 Shares
11
0
0

Si bien los celulares pueden ser beneficiosos también pueden parecer el tercero que separa a las parejas, y no solo a las amorosas.

Escuchándola me pareció que buscar un culpable frente a los movimientos del amor y del desamor romántico y llamarlo celular es un reduccionismo y una proyección de otra cosa.

Entiendo que cuando aparecieron los celulares y el gran uso que se puede hacer de ellos, cambiaron muchas cosas y entre ellas la forma del vínculo y de la comunicación entre las personas. El tiempo en que trabajamos y la forma de relacionarnos con nuestros semejantes y las cosas, de cómo hacemos compras o como expresamos nuestros afectos con caritas y símbolos universales.

Se marcaron nuevos espacios y nuevas reglas en la forma de decir y hacer las cosas. Mas fáciles, más rápidas, e incluso instantáneas, nuevos lenguajes y nuevos códigos.

Es un reto para la humanidad hacer un buen uso de una herramienta nueva. Y hay muchas dificultades en la regulación del uso y del abuso de los celulares.

Lo que a mi me parece certero es que no es el celular el problema, sino la forma y estilo de las personas que los utilizamos

Dependiendo de nuestras características de personalidad, veremos al celular como una parte de uno mismo, como un compañero o como una máquina. Como un baúl de recuerdos, o como memoria alternativa, o como un lugar para buscar otras parejas y creer que la comunicación virtual es más valiosa que la comunicación corporal. También suele suceder que guardamos secretos creyendo que nadie los puede develar y que se mantendrán asi. La agresión y el desafío se transminan al estilo del uso de cada cel.

El problema somos nosotros no nuestras máquinas. Así le explique a la entrevistadora, que el amor tolera muchos celulares en tanto su uso sea en beneficio de estar cerca y no en el perjuicio de mantener mundos lejanos y separados.

Si una pareja es sólida podrá regular el buen uso de sus celulares.

Si una pareja presenta conflictos, entonces la proyección de sus disgustos y sus dificultades se irán a instalar en los celulares.

tu que opinas?

 

 

11 Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like

“Mi esposo me confesó ser bisexual”

Cabe señalar que la orientación sexual de las personas en diferentes etapas de la vida puede llegar a cambiar. No deseo generalizar, pero puede suceder en hombres y mujeres.
Pero qué te pasaría a ti, mujer casada, si una mañana, a la hora del desayuno tu marido con la taza de café en sus manos te dice: “Amor, tengo algo que decirte”; y tú le respondes: “Sí mi vida, te escucho”. Y él te confiesa: “Soy bisexual”.

Ver más

¿Para qué sirve la terapia de pareja?

La dinámica social ajetreada en la que nos movemos actualmente ha provocado que las relaciones se hayan convertido en conexiones, por lo regular, superficiales y cada vez menos duraderas. Se han inventado los divorcios exprés y la unión libre ya es un estado civil oficial y tiene tanta validez y beneficios legales como el matrimonio.

Ver más

Tipos de miedo de pareja

Es común pensar que las relaciones de pareja pueden tener problemas complejos como comunicación o empatía. Sin embargo, no es tan común mirar la relación y observar el miedo en ellas.
Hay algo peculiar que ocurre con el miedo, generalmente se esconde detrás de razones.

Ver más

¿Cómo puedo evitar que mis hijos vean pornografía por Internet?

Si estamos hablando de niños menores de catorce o quince años, podemos decir sin temor a equivocarnos, que sus padres, les están permitiendo navegar demasiadas horas en la red y además sin supervisión, porque para que un niño vea pornografía necesita horas de buscar entretenimiento con toda libertad, o varios niños interesados en el tema, auxiliados por otro niño precoz, hermano mayor o familiares.

Ver más