El Poder en la intimidad.

El poder es un vocablo que pareciera fuera de lugar en un ámbito como la intimidad de la pareja, sin embargo es un factor imposible de dejar de tomar en cuenta; debemos dejar de considerarlo en su acepción más conocida que es el poder relacionado con el que ocurre en el gobierno de las naciones. El poder en la perspectiva de la pareja no es otra cosa que un factor que se considera cuando se tienen que tomar decisiones, determinar el como cuando y quien, se determina luego de una negociación o un enfrenamiento para tomar cada decisión.
0 Shares
0
0
0

Así al inicio de una relación de pareja, parte de la interacción de la misma va definiendo la influencia que cada uno de sus miembros tiene o tendrá para tomar determinaciones que afecten a ambos. Así se puede constituir una pareja en donde ambos tengan un poder equiparable para la toma de decisiones, en estas parejas cada aspecto de la misma se determinara después de una negociación en donde cada uno ejerce el derecho que le corresponde o siente que le corresponde, enfrentándose al derecho de su pareja. Cuando surge un desacuerdo surge la necesidad de negociación. La negociación puede ser dialogada en una parte, pero en una proporción mayor se lleva a cabo por maniobras o mecanismos coercitivos para convencer u obligar a la pareja que acceda a las decisiones que uno de ellos toma, si el otro no esta de acuerdo, propone una manera distinta para enfrentar determinada situación, en ocasiones surge una tercera alternativa como una forma intermedia que tome en cuenta parcialmente las propuestas confrontadas.

Al inicio de la relación se establece una verdadera lucha de poder, que puede tener diferentes salidas, una de ellas es que uno someta al otro y tome todas y cada una de las decisiones, el segundo se someta a ello, este tipo de acomodo le da una gran estabilidad a la pareja, pero a la larga termina en una enorme frustración y distanciamiento de la pareja en el ámbito de la intimidad ya que solo el deseo de uno se tomara en consideración, muchas ocasiones es lo que ocurre en los matrimonios tradicionales en donde el varón es el sujeto dominante. Otro tipo de acomodo es cuando se reparten diferentes áreas de funcionamiento y cada uno de ellos ejerce el poder de decisión sin que el otro intervenga o cuando lo hace será apoyando las decisiones del primero. Este también es una forma de pareja tradicional, pero con el poder mas repartido, en este modelo de pareja, en la intimida prevalecerán los deseos y preferencias primordialmente de uno sobre el otro, pero habrá algún espacio para la expresión de deseos y preferencias del segundo. Otra forma de pareja en relación al poder es que en cada ámbito y decisión ambos tengan que negociarla y así crear una tercera alternativa que contemple satisfacción de ambas partes, en cuanto a la intimidad en este ámbito habrá espacio para la expresión de deseos y preferencias de ambos.

Con estas descripciones uno podría inclinarse en primera instancia que la relación óptima será fundamentalmente la ultima descrita, sin embargo diferencias de estructuras de personalidad, diferencias en valores personales, diferencia de historias familiares, hace que las perdonas busquen relaciones mas afines a de su estilo personal. Encontraremos quienes desean que el otro tome las decisiones y se haga cargo incluso de ellos mismos, será el caso en donde la iniciativa, las preferencias serán determinados por uno de ellos pero con la expectativa que no se exprese en palabras que quien opera “adivine” o tenga la sensibilidad suficiente para ser capaz de satisfacer a su pareja sin que la segunda tenga que expresar nada y solamente calificar con aprobación o desaprobación el desempeño del primero, siendo entonces la pareja silenciosa quien detenta el poder a pesar de que en apariencia pudiera parecer lo contrario.
Desde luego hay que señalar que el proceso de negociación del poder es un proceso siempre dinámico y cambiante, que muchos factores inciden en el continuamente, situaciones como ser el proveedor económico puede ser un factor que valide en la pareja tener una ventaja para ejercer poder de decisión en la misma, generalmente así es aunque no es una regla general y en algunas parejas esto no es factor. De la misma manera hay factores paralelos a la intimidad que afectaran la expresión en la misma en términos de deseos, preferencias, frecuencia y modalidades de la expresión de la pareja.
Factores como prestigio social comparativo entre ambos, prestigio en el ámbito familiar de una o ambas familias extensas. El cometer faltas en la relación que posteriormente se cobraran con perdida del poder en la pareja, como puede ser, infidelidades, reprobadas por ambos, en donde ambos acuerdan de manera explicita o implícita que uno de ellos tendrá que resarcir al ofendido y así este adquiere cierto grado de empoderamiento, igualmente ocurre con otro tipo de decisiones en el ámbito familiar, como equivocarse y como consecuencia perder patrimonio familiar, causar un quebranto financiero, como puede ser perder el trabajo, o perder una oportunidad de un ingreso extraordinario, causar un conflicto indeseado con miembros de la familia de origen, como provocar un disgusto con suegros o cuñados. Amerita que uno de ellos pierda poder en la intimidad hasta el castigo de que se le nieguen las relaciones sexuales o que la frecuencia disminuya, sensiblemente. O todo lo contrario en el ámbito de la intimidad de que su conducta sea especialmente complaciente y orientar su desempeño privilegiando la satisfacción de la pareja ofendida como una maniobra de desagravio, incluso al grado de incluir conductas sexuales deseadas por uno pero no aceptadas por el otro.
Por otro lado la intimidad también se utiliza para ganar o granjearse poder, así se puede acceder a la intimidad con el objetivo de obtener poder en otra área como un permiso o una inversión financiera que éste en disputa en ese momento. También en la intimidad se dan maniobras de desagravio para aplacar enojos, o disminuir disgustos generados en otras áreas.

Para finalizar entre el ejercicio del poder de decisión en la pareja y las practicas eróticas en la intimidad de la pareja siempre hay una estrecha relación y se verán afectadas en un sentido u otro de manera tanto positiva como negativa, en un proceso de cambio interminable durante toda la vida de pareja.

 

 

0 Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like

Porque se es infiel y sus causas

Las causas por las cuales él o ella le son infieles a sus parejas ha sido un tema poco tratado por la Psicología. Se le ha visto más como un problema moral o de búsqueda de placer, sin que se piense en qué, cómo y porqué se da en la relación de una pareja.

Ver más

Los juegos del poder en la pareja

Este tema realmente es apasionante, especialmente cuando de parejas se trata. Inicia desde el mismo momento del noviazgo o quizá antes. Cuando estamos en secundaria, típicamente una bonita niña que nos gusta está rodeada de 2 o 3 feas a las que le gustamos, ojo con esas feas de la secundaria, les pasa lo que al patito feo en la edad adulta, se convierten en cisnes. 

Ver más