Autoestima: El amor como experiencia vital

El desarrollo de la autoestima en un hombre y en una mujer se relaciona íntimamente con la que tuvieron con sus propios padres y cómo fue la educación que recibió el pequeño (a) en los primeros años de vida, también influye en la forma de actuar en casa. Todo esto se traduce en la forma de ser cuando se es adulto y se lleva una relación de pareja.
0 Shares
0
0
0

La satisfacción de amar y ser amado enriquece por dos caminos: el amar es un sentimiento muy estimado y ser amado es el fin primordial que le hace sentir a la persona un incremento de la autoestima. Cuando nos sentimos amados y cuando amamos, nuestro cuerpo se abre y todo el organismo funciona con mucha vitalidad. La autoestima puede considerarse como un estado de bienestar fundamentalmente afectivo y que deriva del funcionamiento integrado y armonioso de todas las estructuras biológicas y mentales.

La autoestima se genera dentro de la díada madre-hijo al establecerse un clima de confianza, en la cual la meta es que el niño logre un sentimiento de certeza en las personas que se encuentran en su mundo. La madre, como certeza interior, da persistencia, continuidad e identidad y tal experiencia le proporcionan al niño un sentimiento rudimentario de identidad y autoestima que depende del reconocimiento de que existen representaciones internas de sensaciones e imágenes recordadas y anticipadas que están correlacionadas con las personas familiares que son previsibles, por lo que comienza a reconocer que el mundo externo es confiable. La perturbación en este proceso de maduración, predeterminado evolutivamente, es lo que puede conducir a una baja autoestima.

En el proceso amoroso existen muchos elementos que están interactuando a la vez, entre ellos la autoestima, y que en gran medida son inconscientes, lo que facilita la creencia de que casi somos ajenos a nuestras vivencias amorosas y al rumbo que le genera a nuestra vida. En períodos en que se viven crisis afectivas, rupturas, los sentimientos son de duelo, abandono, rechazo, lo que nos lleva a una baja autoestima. Son la manifestación del dolor interior.

 

 

 

0 Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like

“Mi esposo me confesó ser bisexual”

Cabe señalar que la orientación sexual de las personas en diferentes etapas de la vida puede llegar a cambiar. No deseo generalizar, pero puede suceder en hombres y mujeres.
Pero qué te pasaría a ti, mujer casada, si una mañana, a la hora del desayuno tu marido con la taza de café en sus manos te dice: “Amor, tengo algo que decirte”; y tú le respondes: “Sí mi vida, te escucho”. Y él te confiesa: “Soy bisexual”.

Ver más

Tipos de miedo de pareja

Es común pensar que las relaciones de pareja pueden tener problemas complejos como comunicación o empatía. Sin embargo, no es tan común mirar la relación y observar el miedo en ellas.
Hay algo peculiar que ocurre con el miedo, generalmente se esconde detrás de razones.

Ver más

¿Para qué sirve la terapia de pareja?

La dinámica social ajetreada en la que nos movemos actualmente ha provocado que las relaciones se hayan convertido en conexiones, por lo regular, superficiales y cada vez menos duraderas. Se han inventado los divorcios exprés y la unión libre ya es un estado civil oficial y tiene tanta validez y beneficios legales como el matrimonio.

Ver más

¿Cómo puedo evitar que mis hijos vean pornografía por Internet?

Si estamos hablando de niños menores de catorce o quince años, podemos decir sin temor a equivocarnos, que sus padres, les están permitiendo navegar demasiadas horas en la red y además sin supervisión, porque para que un niño vea pornografía necesita horas de buscar entretenimiento con toda libertad, o varios niños interesados en el tema, auxiliados por otro niño precoz, hermano mayor o familiares.

Ver más