Amigos secretos

La amistad se inicia por una empatía entre dos personas las cuales pueden trabajar en la misma empresa, estudiar en la misma escuela, frecuentar los mismos lugares o simplemente tener los mismos amigos. 
0 Shares
0
0
0

La relación de amistad entre un hombre y una mujer es más compleja ya que se puede quebrantar cuando alguno de los dos llega a manifestar un sentimiento más profundo por la otra, es decir, enamorarse, lo que no sucede normalmente entre personas del mismo sexo.

Nuestra experiencia profesional nos ha demostrado que normalmente, el constante contacto de una persona con otra y la empatía que sienten puede lograr que el aprecio crezca pudiendo dar paso a una relación sentimental y/o física.

El compartir un punto de vista, un hecho o simplemente una conversación nutrida generan un sentimiento de aceptación y comprensión que reconforta al grado de desear frecuentar esa compañía descuidando los principales elementos que dieron origen a esa amistad y que lejos de alimentarla, se confunde con enamoramiento.

La probabilidad de que una amistad se transforme en una relación de pareja dependerá de la situación personal de cada uno de ellos, pues la actitud que manifiesten, sus necesidades personales y sus circunstancias en el aspecto sentimental, sexual, de autoestima o material, disminuyen o aumentan el interés hacia la otra persona.

En una sociedad como la nuestra en que la prisa, los compromisos, las obligaciones y la falta de tiempo para la convivencia son una constante, es natural que en los espacios que se tiene la posibilidad de interrelacionarse se aprovechen al máximo, muchas veces para llenar esa falta de atención y de consideración hacia su persona por sus familiares, conyugues, vecinos, etc.

La amistad es un solaz en el cual las personas se refugian para obtener momentos de desahogo y de comprensión dejando atrás la presión social en la que día a día se vive.

Es observado comúnmente que en los matrimonios en los que uno o ambos conyugues trabajan y tienen una vida muy acelerada, con poco tiempo de convivencia, se ven en la necesidad de buscar la atención no encontrada en la pareja formando amistades muy cercanas en sus centros de trabajo, en los clubs, en las escuelas o en aquellas personas con las que se tiene un contacto cotidiano, que termina en algunas ocasiones, en una relación sentimental o física profunda.

En conclusión, la amistad entre un hombre y una mujer puede llegar a existir mientras mantengan equilibradas de manera personal sus necesidades físicas y sentimentales. De otro modo es fácil buscar en un amigo lo que falta en la relación de pareja y caer en la infidelidad. 

 

 

 

 

0 Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like

¿Qué hacer tras la confirmación de la Infidelidad?

 Hoy en día son diferentes las actitudes de las personas al recibir la noticia de una infidelidad. Hay quienes no conformes con lo que han escuchado o visto, buscan profundizar sobre el hecho, tratando de encontrar una explicación del por qué se actuó de esa manera, identificar las características del o la amante, su estado civil, edad, aspecto físico, actividad o reputación, antigüedad de la relación, si se tienen hijos, o simplemente dónde se conocieron.

Ver más

Comunicación con los hijos: sexo y tabúes

Es común que los padres sientan gran impotencia cuando los hijos abandonan el hogar, sin avisar a donde irán o dónde estarán. Son frecuentes las consultas para tratar de localizar a los jóvenes. Son más las mujeres, quienes regularmente lo hacen con los novios, afectadas por el descuido familiar y alborotadas por sus primeras experiencias amorosas, toman decisiones irreflexivas con consecuencias, muchas veces, desastrosas.

Ver más

¿Comprendo a mi pareja?

Son notorias las consultas en que se puede apreciar la gran falta de comunicación entre las parejas que no pueden o no saben cómo transmitir sus necesidades o sentimientos. La educación, los tabúes, la ignorancia y los temores son las principales razones por las que dejamos de comunicarnos.


¿Qué pensará el otro? ¿Cómo lo verá? ¿Cómo interpretará esto que quiero hacer? ¿Y si cambio esta rutina? O por otra parte, ¿de dónde habrá aprendido esto? ¿Con quién lo habrá experimentado? ¿Por qué me sugirió esto otro? ¿Por qué habrá cambiado?


Éstas y otras interrogantes más, se presentan tanto por aquel agente activo de desear los cambios, como por el otro pasivo que los recibe. Sin embargo, cuando se tiene un verdadero entendimiento de las necesidades y satisfactores del otro, así como de la forma en que percibe la relación, sus actitudes, pensamientos y sentimientos, es que se evita este tipo de viacrucis.


Pero este hecho no es resultado de la casualidad, la suerte, el nivel socioeconómico o cultural, es gracias a un esfuerzo cotidiano de ambos por respetar sus opiniones o discutirlas con tolerancia y llegar a acuerdos que permitan armonizar sus relaciones. Hacerlo de manera constante y con gran interés de ambos, puede hacer que a la larga, se logren comprender las necesidades y cambios que se van sufriendo durante la vida en común.


Es este entendimiento el que permite a las parejas no nada más descifrar la actuación del otro, sino adelantarse a sus necesidades para satisfacerlas sin que se haga presente el requerimiento.
La comunicación es importante, sin embargo, la comprensión lo es todavía más, ya que podemos pasarnos horas y horas conversando y creyendo que eso nos abre la comunicación, pero si no comprendemos lo que nos dicen o lo que decimos, no servirá de nada.


La comprensión, nuestra comprensión, es la piedra angular de las decisiones en conjunto y de la estabilidad de la relación, ya que ésta incluye la asertividad, la tolerancia, el respeto, la intención y sentimiento de querer hacer, querer crecer y construir.

 

Ver más

Fidelidad y celos

Hemos notado que la idea de infidelidad es un tema que se presenta con mucha frecuencia en la vida de todas las parejas, muchas veces influidos en mayor medida por los medios de comunicación o las actividades cotidianas que por una situación real.

Ver más